BIANCHI ALFREDO ANTONIO (1882-1942)

Podemos afirmar que Rosario, en sus últimos siglos de vida, no sólo prosperó materialmente, sino también en cultura, siendo la prensa un factor determinante de progreso.

El diario La Capital por su larga trayectoria es un capítulo viviente de la historia de la ciudad.

Este órgano informativo ha podido sortear todos los cambios y alternativas de la vida nacional, firmemente sostenido por el crédito de sus propias tradiciones.

Ha visto aparecer y desaparecer otros órganos de prensa que al surgir aspiraron a afianzarse definitivamente, entre ellos El Censor, El Siglo, La Reacción, y otros gran nivel de información que pagaron un día su postrer aparición.

Lo mismo ocurrió con la revista Monos y Monadas de Abel Elizagaray, publicación  grata para muchos rosarinos con voluntad de saber.

Desde 1919 comenzó a circular comenzó a circular la Revista del Círculo que según informa el Dr. Juan Alvarez en su Historia de Rosario, “esta publicación  tiene como programa frente a la montaña de trigo, un ideal y  frente a la montaña de oro, una idea".

En ese período tuvieron origen tres revistas de autores rosarinos: la de "Derecho, historia y letras" de Estanislao Zeballos; la "Argentina de ciencias políticas", creación de Rodolfo Rivarola y "Nosotros", altísimo exponente de literatura hispano-americana, fundada por Alfredo Bianchi, en compañía de Roberto F. Giusti. Rara vez se logró llevar a cabo tareas literarias tan vastas y sistemáticas.

 

Alfredo Bianch, nacido en Rosario en 1882, siendo muy adolescente fundó dos revistas "Rinconete y Cortadillo" (1901-1902) y "Preludios" también en 1902, aunque su actuación más seria  se produjo como redactor de "El Diario Nuevo"     de David Peña, notable crítico teatral y director de La Gaceta Literaria.

La revista Nosotros  de Bianchi contó con los escritores más destacados hasta 1934, reanudando su publicación en 1936 hasta la muerte de su creador.
 
A lo largo de treinta años, Bianchi, limpio  de vanidades y codicias, muy  tranquilo sirvió de espontáneo empresario ad honorem a dos generaciones de escritores.

Mecenas sin dinero, buscaba plumas juveniles con el afán  de que pusieran  al descubierto su talento y simultáneamente su  búsqueda de prestigio y bienestar económico, a tal punto que proyectando los méritos ajenos, dejaba en la oscuridad los propios.

Bianchi desempeñó también cargos en la Comisión de lectura del Teatro Nacional de Comedias y en la Sociedad Argentina de Escritores, dejando  una obra colosal "Teatro Nacional", libro premiado por la Municipalidad de Buenos Aires, También "Veinticinco años de teatro nacional" y "Veinticinco años de vida literaria".

Falleció tras una larga enfermedad, el 23 de noviembre de 1942.

Sus cenizas reposan en el panteón del Círculo de la Prensa de la Capital Federal.

 

 

Bibliografía:
Luzarreta, Pilar de: "Reseña del periodismo argentino". Tomo V en Historia Argentina de Levillier. Bs As. 1969.
Alvarez Juan : "Historia de Rosario". Pág. 614. Buenos Aires, 1943.

Bianchi Alfredo. Pasaje. Topografía:
Corre de E. a O. desde 6700 al 6899, a la altura de Provincias Unidas 1400.
Se le impuso ese nombre por D. N°21748 del año 1958.
Recuerda al periodista y escritor Antonio Bianchi (1882-1942), quien con su coherencia supo dar a cada palabra su verdadero peso.