BERNHEIM JOSÉ ALEJANDRO (1822 - 1918)

Entre 1850 y  1851, (cuyo ascenso económico y cuya Entre Ríos (cuyo ascenso económico y cuya  creciente influencia en el Litoral chocaban  con la política bonaerense.)


Hacia 1850 Urquiza estaba ya decidido a levantarse contra Rosas, solamente lo detenía el temor a fracaso y de sufrir la suerte de los que habían dado el  mismo paso.


Esta situación,  por la astuta diplomacia brasileña, sirvió dr base, para que el hábil Paulino tejiera los hilos de una trama que asegurara el derrocamiento del dictador.


El Jefe  de la Confederación, aunque desde años atrás seguía con desconfianza los pasos del Entrerriano, creyó en su fidelidad y estaba al tanto de las verdaderas intenciones de éste.


 El 3 de abril de 1851, los periódicos entrerrianos publicaron decretos del Gobierno que llevaban del ¡°, mediante los cuales se enteraba ala población de que, en su condición  de Gobernador de Entre Ríos asumía  las Relaciones Exteriores de la provincia, lo que equivalía a separarla de la Confederación, y ya entenderse directamente con los demás países del mundo.Este manifiesto o pronunciamiento fue reprobado  con duros calificativos por la prensa de Buenos Aires, cinco días después.


Decidido ya Urquiza firmó uana triple alianza con Brasil y Uruguay, los que se unieron con el fin de favorecer la libre navegación del sistema del Plata.


A ellos se sumaron luego, Corrientes y Paraguay, constituyéndose, el Ejército Grande, de alrededor de veinte mil hombres.


  Esas tropas denominadas, repito "Ejército Grande" procedente de Diamante  estableció su campamento en El Espinillo, cerca de Rosario en las inmediaciones del actual Granadero Baigorria.


Sarmiento, "el impetuoso boletinero del Ejército Grande" como se refiere Carlos de Sanctis - con su pluma, asestaba recios golpes a la tiranía, y el día 28 de diciembre de 1851 se desplazó hacia el Rosario ocupando una casa ubicada en la esquina de Santa Fe y Comercio (hoy Laprida).


Se hallaba a cargo del Boletín del Ejército, prensa, manifiestos y  propaganda  y en su  jerarquía de Teniente coronel, función por primera vez realizada en la historia militar del país,  en  las tarea que además de las inherentes al servicio influía con sus escritos sobre la moral del enemigo fortaleciendo a su vez el temple de los hombres que defendían la libertad.


El 31 de diciembre saludó al pueblo de Rosario, expresando los objetivos de la campaña y agradeciendo la hospitalidad.


Ese día se instalaba en Rosario esa imprenta, que diera a luz el 1° de enero de 1852 la primera hoja impresa en la ciudad.


José Alejandro Bernheim, fue el impresor de los boletines que Sarmiento redactara, componiéndolos en una prensa portátil, la que había sido adquirida por orden de Urquiza en Montevideo.


Había nacido en una pequeña villa cerca de Mulhouse, Alsacia (Francia) el 22 de enero de 1822.


A temprana edad se separó de su familia, dirigiéndose a Straburgo donde aprendió los primeros rudimentos de imprenta en el Courrier du Bas - Rhin.


 Luego marchó a París para perfeccionarse en el arte tipográfico, pero no pudo mantenerse ajeno al movimiento emancipador de la monarquía, y  en 1850, fue un fogoso activista del grupo liberal que provocó la caída del rey Carlos X, por lo que debió emigrar.


Hacia 1850 llegó al Plata, y en Montevideo se enroló en las filas del partido unitario, colaborando en la campaña del ejército de Urquiza, que terminaría en la batalla de Caseros derrocando a Rosas, el 3 de febrero de 1852.


Reitero: El 31 de diciembre se instaló en Rosario esa imprenta, que diera a luz el 1° de enero de 1852 la primera hoja impresa en la ciudad.


 Más tarde Bernheim partió hacia Corrientes debido a que Urquiza había obsequiado una imprenta volante al General Virasoro, trabajando en la organización de la misma con don Pablo Emilio Coni.


Después de dos años regresó a Buenos Aires, y en 1857 contrajo enlace con una joven danesa, cuyo padre generosamente le estableció una imprenta privada y una vez obtenido éxito y un fuerte capital introdujo en Buenos Aires las primeras máquinas de retiración, instalando al mismo tiempo junto a su taller tipográfico,   una fundición de caracteres de metal.


Fue el primero en poner al alcance de muchos, las informaciones vendidas en números sueltos, que hasta entonces habían sido privilegio de unos pocos ricos. 


En ese espacio imprimió The Standard, que llegó a los sesenta años de vida, después Le Courrier de La Plata, primer diario francés publicado en el país y La República en enero de 1868, primer periódico que se vendiera en las calles porteñas.


Diez años después residió en Rosario hasta 1878, pero indudablemente Buenos Aires significaba su tierra de adopción.


Falleció este patriarca de la prensa diaria, el 12 de setiembre de 1897 y a la hora de su entierro "los chicos que bajo la lluvia y al sol vendían diarios en las calles, observaban (tal vez ignorando) el paso del convoy fúnebre del hombre que había creado la pequeña industria con que se costeaban la vida".

 

Bibliografía:
Buonocore Domingo: "Libreros, editores e impresores de Buenos Aires." Buenos Aires, 1944.
Mikielievich Wladimir C: "Bernheim tipógrafo." Diccionario de Rosario (Inédito.)

Bernheim. Pasaje. Topografía:
Corre de E. a O. desde Wilde a Calle 3.
Se  le impuso ese nombre por D. 21750 del 4 de marzo de 1958, aprobado por un nuevo D. N° 04611 de abril de 1958.
Recuerda a José Alejandro Bernheim (1822 - 1897), quien publicara junto a Sarmiento la primera hoja impresa en Rosario y fuera el creador de la prensa diaria.