BAUMESS CARLOS (1797-1855)

En la época de la colonia, después de España la influencia inglesa fue la más relevante en la constitución de la sociedad porteña.


Entre 1806, 1807 y 1810 se había consolidado una colectividad inglesa, escocesa, galesa e irlandesa que en 1814 constituía la más numerosa y más rica, fuera de las naciones angloparlantes y del imperio. La integraron al principio hombres de negocios, vinculados al comercio y la navegación.


Entre los llegados a establecerse en  tierra del Plata, estuvo la familia Baumess con su niño  Carlos, que había nacido en Inglaterra en 1797.


Inclinado por la carrera de las armas, con sólo trece años, en 1810 se enrolaría  en el Cuerpo de cívicos y el 1° e enero de 1813 ingresó al Cuerpo de Granaderos a Caballo, siendo de ahí en más subalterno del Gral. San Martín, pues compartía sin dudas el ideario de emancipación de americana. En clase de alférez marchó con el Ejército del Perú, batiéndose valientemente en la batalla de Sipe-Sipe  (1815), a pesar de ser derrotados.


De allí  junto al Libertador cruzó los Andes, participando activamente en Chacabuco, Maipú y posteriormente en la campaña de Bío- Bío.


Con el grado de capitán marcharía  nuevamente en 1820, al Perú tomando allí parte en los principales hechos de armas.


Posteriormente sirvió en la conquista de la frontera asolada por los indígenas hallándose en los encuentros del Salto, Las Saladas y en las expediciones a Tandíl y Bahía Blanca.


En 1828, a las órdenes del coronel Dorrego al ser derrotado éste en Navarro vió como su jefe aceptaba con resignación y valor, la orden impartida por Lavalle de ser fusilado.


Su muerte le produjo indignación y pena, porque en su fuero interior era de tendencia federal.


Baumess sirvió durante diez años como Ayudante en la Inspección General de armas de las tropas de Don Juan Manuel de Rosas hasta que éste le diera de baja obligándolo a radicarse en Montevideo hasta 1852.


Después de Caseros, Urquiza reconociendo su alto nivel como hombre de armas, lo incorporó a la Plana mayor activa con el grado de teniente coronel.


Cuarenta y cinco años de constantes servicios, de sacrificios incruentos y de batallas fué el compendio de la vida militar de Carlos Baumess, uno de los oficiales más aptos y bravos que haya tenido el Ejército.


Su sangre generosa marcó cada uno de los campos de batalla donde hubo flameado la Bandera argentina (bandera que lo adoptó como hijo dilecto).


El temple raro de su carácter no decayó nunca, mostrando la misma altivez y entrega en la defensa como en el ataque, en la adversidad como en la victoria.


Falleció en Buenos Aires, este eminente soldado que defendió la libertad de nuestra Patria, como hijo legítimo de ella, el 29 de mayo de 1855.

 

Bibliografía:
Udaondo Enrique: "Diccionario biográfico argentino." Buenos Aires, 1938.
Daza José S.: "Episodios militares." Buenos Aires, 1975.

Baumess. Pasaje. Topografía:
Corre de N. a S. desde 5700 al 5899, a la altura de Av. Arijón 00 Bis.
Se le impuso ese nombre por Decr. N° 24564 del año 1960.
Con anterioridad se denominó "25 de Mayo".
Recuerda al militar Carlos Baumess (1797 - 1855), que actuó a las órdenes de San Martín en la liberación de Chile y del Perú.