BATERIA LIBERTAD

Luego del Motín de las trenzas Belgrano continuó como jefe del Regimiento de Patricios y para recomponer la disciplina, el regimiento fue enviado a Rosario a vigilar el río Paraná contra avances de los realistas de Montevideo y preparar dos baterías defensivas.


Todo empezó en noviembre de 1811. Gobernaba el Primer Triunvirato, trío de cuatro, como los tres mosqueteros, porque además de Paso, Chiclana y Sarratea, estaba Rivadavia, muy lejos de ser el cuarto hombre era más bien el primero a la hora de definir políticas y ejecutarlas sumariamente.


El 16 de ese mes el Triunvirato decretó la unificación de los cuerpos militares 1 y 2 bajo el nombre «Regimiento 1 de Patricios» y decidió relevar de su cargo a su jefe histórico, Don Cornelio Saavedra.


En su reemplazo fue designado Manuel Belgrano, coronel a la fuerza, según sus propias palabras.


Ninguna de las dos cosas les cayeron bien a los patricios. La destitución de Saavedra era intolerable para ellos y veían en la medida una maniobra política contra el sector que se oponía más firmemente a la política centralista porteña.


Venían observando con preocupación cómo, desde que el ex presidente de la Primera Junta había tenido que dejar Buenos Aires, se iba produciendo un movimiento tendiente a liquidar toda injerencia provinciana en las decisiones nacionales.


Habían visto cómo la Junta Conservadora, Junta Grande –de  Diciembre de 1810 - según el catecismo escolar, pasó a ser un órgano meramente consultivo del Triunvirato.


El otro motivo de descontento era la designación de Belgrano. El cuestionamiento no era sólo ideológico, por provenir Belgrano del sector morenista; sino también por suponer que el futuro creador de la Bandera aplicaría una rígida disciplina a la que el regimiento no estaba acostumbrado ni mucho menos dispuesto a acostumbrarse.


La noche del 6 de diciembre de 1811 Belgrano decidió pasar por el cuartel a realizar una inspección. Encontró un clima tenso y casi ningún gesto de simpatía.


Antes de retirarse dictó una serie de drásticas medidas disciplinarias e higiénicas, entre ellas una que establecía que los patricios no llevarían más su tradicional coleta o trenza.


Les daba un plazo perentorio para que se la cortasen por su cuenta o de lo contrario el cuerpo de dragones haría las veces de improvisados peluqueros.


La coleta era, sobre todo para los soldados y suboficiales patricios, un motivo de orgullo y distinción y no estaban dispuestos a renunciar a sus simbólicos adornos capilares.


Pero en realidad, como venimos viendo, la coleta fue casi la excusa de una trenza mucho más complicada que tenía fuertes contenidos políticos en una época en que el límite entre la política y las armas era muy impreciso.


Por entonces, a fines de 1811, la surte era incierta para la causa revolucionaria de las Provincias Unidas porque el control de los ríos  era ejercido por la escuadra española, que mantenía en jaque a las poblaciones costeras.


Entonces el Triunvirato como solución al conflicto, designó al Coronel Manuel Belgrano para vigilar las costas del Paraná con el objetivo de evitar invasiones realistas.


 Para cumplir con esta misión se crearon dos unidades de defensa: una, en las barrancas de Rosario muy cercana a la Iglesia -hoy Catedral- a la que denominó “Libertad”, y la otra, cruzando el río, en la isla del Espinillo a la que llamó “Independencia”.


Belgrano inteligentemente encontró una solución fantástica  para levantar tales construcciones, designando al español  Ángel Monaterio, que  había concurrido a la Real Academia de Cádiz, como profesor de dibujo y  recibido  una capacitación de ingeniero, quien   a su vez en 1811 se había  incorporado al ejército patriota. 


Campamento de la tropa. En las inmediaciones de  la casa  Juan María Vidal, donde su esposa María Catalina Echevarría confeccionó la primera Bandera nacional que izara  el general Manuel Belgrano. También aquí se alojó en sus repetidas visitas a Rosario. Ubicada en Córdoba y Juan Manuel de Rosas.


En ese lugar acampó la guarnición de la batería Libertad, donde el 27 de febrero de 1812 se izó por primera vez nuestra Bandera Nacional, en la batería Libertad, ubicada donde hoy se encuentra el Monumento que recuerda el hecho.

 

 

 

Bibliografía:
La Creación de la Bandera. Revista Rosario y la fuerza de su historia.Año3,Nº11,febrero del 2002.
Batería Libertad.
Corre de E. a O.Paseo dentro del Parque  a la Bandera.
Carece d designación oficial.
Recuerda la genial inspiración del 27 de febrero
 de 1812.