BARCALA LORENZO Coronel (1795 - 1835)

Durante el virreinato el proceso de aclimatación de los colonizadores y su descendencia en el Río de la Plata dio origen a  nuevos grupos sociales: con predominio del   blanco de  raza europea y del blanco nativo descendiente de españoles adaptados a su forma de vida y cultura. 

Después coexistían:  la raza mestizada originada con la mezcla de sangre entre hispánicos y nativas; la raza  indígena alejada del área transitado por los europeos; y  los negros importados del África no muy numerosos desempeñando los más viles menesteres, los que serían incorporados a la nacionalidad para integrar batallones.

Bernardo González Arrili dice: "El negro venía a América traído como mercadería comprable y vendible - no de mucho precio, en realidad - y se convertía en un despreciable instrumento de trabajo, sin voz audible ni voluntad propia, obediente a la orden del amo, doblegado bajo el látigo manejado por capataces y señoritos de una crueldad villana."

Muchos de esos  negros de nuestra patria formarían  parte de los ejércitos libertadores. Sarmiento halló cierto grado de talento en algunos negros  criollos, aunque no supieran leer y escribir, poseían el don de saberlo todo, todo aquéllo que habían escuchado de sus amos.

El desprecio por el pardo y sus descendientes era común, nadie había sido educado en el respeto al semejante de color, y no existía la costumbre de verlo par a par de los demás hombres.

Sin embargo en los cuarteles y campamentos mendocinos, hubo un  negro Lorenzo  Barcala, muy  considerado, respetado y obedecido por quienes debían obedecerlo, fueran soldados blancos, semiblancos o negros.

Nacido  en la ciudad de Mendoza, el 23 de diciembre de 1795,  era hijo de padres africanos y vivía  en la casa de un noble español don Cristóbal Barcala, hombre culto de profesión escribano y cuyo apellido le asignaría  al niño.

El memorable decreto de la Asamblea del año XIII, que establecía la libertad de vientres,    sorprendió a Barcala  adolescente, más  tuvo el favor de  considerarlo  libre a la faz del mundo civilizado.

Expresa Yaben en su obra "Biografías argentinas y sudamericanas" :"Libre, inmediatamente pensó en servir a su Patria con todo entusiasmo y, a tal efecto, se presentó al cuartel de Cívicos- Pardos de Mendoza" a fin de incorporarse. Larga fue su trayectoria en aquel regimiento que guarnecía a su ciudad, donde en 1820 ostentaría las jinetas de sargento primero.".

La disolución de la autoridad del Directorio y la renuncia de Rondeau impuesta por el levantamiento de los caudillos, había hecho surgir un nuevo régimen político basado en la desobediencia a la ley y en la conquista del poder.  El campo, las villas y las pequeñas poblaciones se plegaban a las tendencias federales y separatistas de los caudillos en contra del gobierno de la ciudad de Buenos Aires. Barcala luchó  contra ese orden de cosas.

Intervino en varios combates sostenidos por las milicias mendocinas contra la invasión de José Miguel Carrera, caudillo chileno, y por su comportamiento mereció un ascenso y un escudo honorífico con la leyenda: "Aniquilé la anarquía".

En 1825 tomó parte en la expedición que el gobernador de Mendoza confiara a los hermanos Aldao, para reponer en el gobierno de San Juan al Dr. Salvador María del Carril, que había huido a Mendoza ante el avance de un división enviada por Facundo Quiroga.  Barcala tuvo una participación muy importante en la victoria de Las Leñas, el 9 de septiembre de 1825.

En 1830, después de Oncativo, el general Paz lo comisionó a Mendoza con el objeto de afianzar la seguridad de aquella provincia del avance de los federales, después de los resultados decisivos que acababan de obtener éstos.

Primero  se dirigió a Córdoba (1831), incorporándose el ejército del Gral. Paz y cuando éste cayó prisionero el 10 de mayo, sus fuerzas a las órdenes de Lamadrid se replegaron hasta Tucumán.

El 4 de noviembre de ese año, Quiroga derrotaba definitivamente a Lamadrid en la famosa acción de Ciudadela y el coronel caía prisionero del vencedor, quien ordenó fusilar a toda la oficialidad derrotada, logrando él junto a otro capitán salvar su vida gracias a una milagrosa fuga.

Sarmiento en su Facundo dice: "El coronel Barcala, el ilustre negro fue el único jefe exceptuado de esta carnicería, porque Barcala era el amo de Córdoba y Mendoza en donde los cívicos lo idolatraban..."

Muerto  Facundo Quiroga en febrero de 1835, cuando el coronel se proponía a gozar de un merecido descanso, optó por intervenir en un último combate contra el tirano de Mendoza Fraile Aldao, y  habiendo sido traicionado se lo encarceló y ejecutó en 1° de agosto de 1835.

 

BiiBibliografía:

Piccirili, R.; Romay L. y Gianello Leoncio: "Diccionario biográfico argentino." Tomo I. Ediciones históricas argentinas. Septiembre de 1953.

 

Barcala. Cortada. Topografía:

Corre de N. a S. desde 4600 al 4800, a la altura de Av. Uriburu 00. Barrio Sáenz Peña.

Se le impuso ese nombre por D. 21.748 del año 1958.

Recuerda al guerrero de la Independencia coronel Barcala (1795 - 1835).

Con anterioridad se denomino Tiscornia.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

BARCALA LORENZO Coronel (1795 - 1835)

 

Nació en la ciudad de Mendoza, el 23 de diciembre de 1795, hijo de padres africanos en la casa de un noble español don Cristóbal Barcala, hombre culto de profesión escribano y cuyo apellido le asignó al niño.

El memorable decreto de la Asamblea del año XIII, que establecía la libertad de vientres, por esas casualidades del destino ya que lo sorprendió siendo adolescente, fue lo mismo declarado libre a la faz del mundo civilizado.

Como expresa Yaben en su obra Biografías argentinas y sudamericanas :"Libre, inmediatamente pensó en servir a su Patria con todo entusiasmo y, a tal efecto, se presentó al cuartel de Cívicos- Pardos de Mendoza" a fin de incorporarse. Larga fue su trayectoria en aquel regimiento que guarnecía a su ciudad, donde en 1820 ostentaría las jinetas de sargento primero.".

La disolución de la autoridad del Directorio y la renuncia de Rondeau impuesta por el levantamiento de los caudillos, había hecho surgir un nuevo régimen político basado en la desobediencia a la ley y en la conquista del poder. Barcala luchaba contra ese orden de cosas..

El campo, las villas y las pequeñas poblaciones se plegaban a las tendencias federales y separatistas de los caudillos en contra del gobierno de la ciudad de Buenos Aires.

Intervino en varios combates sostenidos por las milicias mendocinas contra la invasión de José Miguel Carrera, caudillo chileno, y por su comportamiento mereció un ascenso y un escudo honorífico con la leyenda: "Aniquilé la anarquía".

En 1825 tomó parte en la expedición que el gobernador de Mendoza confiara a los hermanos Aldao, para reponer en el gobierno de San Juan al Dr. Salvador María del Carril, que había huido a Mendoza ante el avance de un división enviada por Facundo Quiroga. Barcala tuvo una participación muy importante en la victoria de Las Leñas (9 de septiembre de 1825).

En 1830, después de Oncativo, el Gral. Paz lo comisionó a Mendoza con el objeto de afianzar la seguridad de aquella provincia del avance de los federales, después de los resultados decisivos que acababan de obtener éstos.

El coronel Barcala se dirigió a Córdoba (1831), incorporándose el ejército del Gral. Paz y cuando éste cayó prisionero el 10 de mayo, sus fuerzas a las órdenes de Lamadrid se replegaron hasta Tucumán.

El 4 de noviembre de ese año, Quiroga derrotaba definitivamente a Lamadrid en la famosa acción de Ciudadela y el coronel caía prisionero del vencedor, quien ordenó fusilar a toda la oficialidad derrotada, logrando él junto a otro capitán salvar su vida gracias a una milagrosa fuga.

Sarmiento en su Facundo dice: "El coronel Barcala, el ilustre negro fue el único jefe exceptuado de esta carnicería, porque Barcala era el amo de Córdoba y Mendoza en donde los cívicos lo idolatraban..."

Muerte Facundo Quiroga en febrero de 1835, cuando el coronel se proponía a gozar de un merecido descanso, optó por intervenir en un último combate contra el tirano de Mendoza, Fraile Aldao, habiendo sido traicionado se lo encarceló y ejecutó en 1° de agosto de 1835.

 

 

 

Bibliografía:

Piccirili, R.; Romay L. y Gianello Leoncio: "Diccionario biográfico argentino." Tomo I. Ediciones históricas argentinas. Septiembre de 1953.

 

Barcala. Cortada. Topografía:

Corre de N. a S. desde 4600 al 4800, a la altura de Av. Uriburu 00. Barrio Sáenz Peña.

Se le impuso ese nombre por Decr. N° 21748 del año 1958.

Recuerda al guerrero de la Independencia coronel Barcala (1795 - 1835).

Con anterioridad se denominó Tiscornia.