BANCO NACIÓN DE ROSARIO

Don Atlántico Dianda, presidente de la Bolsa de Comercio de Rosario, en nombre de las entidades representativas de la economía regional en 1942 al cumplirse cincuenta años de la fundación del banco expresó: "Mil ochocientos noventa y uno encontró al país con los bancos quebrados, exhausto el tesoro público y el Estado herido en su médula..."

En efecto en 1890 el Estado argentino había pasado de la abundancia a la crisis económica más honda, sin embargo Carlos Pellegrini, hábil conocedor de los problemas del interior y con una visión clara de la situación, pensó y luchó para salir del estancamiento.

Sostenía que el país no podía progresar sin un banco que subviniera a las necesidades del comercio y la industria y para ello el gobierno buscó de diversas maneras capital extranjero para constituirlo, aunque finalmente tuvo que recurrir a su propio crédito interno, ofreciendo u tipo de suscripción de 75 a 80 pesos por persona al 6% de interés y 1% de amortización. La población no cubrió el capital exigido y por falta de accionistas quedaría instituido un "Banco Oficial" según Memoria del Ministerio de Hacienda de la Nación, 1892.

El presidente en su mensaje al Congreso del 16 de mayo de 1891 explicitó: "El nuevo Banco no se ha creado para atender las necesidades del erario público sino para servir al comercio y a la producción nacional; un gran banco que abarcará en su giro la República entera."

El Gral. Lucio V. Mansilla por entonces con 59 años, porteño y muy inteligente fue el más eficaz defensor del nuevo Banco de la Nación que inició sus actividades el 1 de diciembre de 1891.

En Rosario, la apertura de la sucursal se hizo el 25 de enero de 1892 en medio de la febril época de crisis del 90, del 91 y diríamos 92.

Ada Lattuca de Chede en Revista de Historia de Rosario expresa: "Puede decirse que le Banco iniciaba sus operaciones en un ambiente de fuego, pues el Rosario era un sensible resonador de los acontecimientos en el ámbito nacional."

Faltando 15 días para la apertura de la sucursal, el diario "La Capital" del 10 de enero de 1892, expresaba: "El comercio de Rosario necesita efectivamente que los que estén en posición de hacerlo, se preocupen por su estado actual porque si la crisis ha perjudicado al país en general, los mayores perjuicios han sido para nosotros."

El primer gerente de la sucursal Rosario fue el Sr. Pelayo Ledesma, quien ocupara el cargo desde 1892 a 1904, con absoluta capacidad en asuntos económicos financieros y dueño de una feraz actividad en los distintos medios: socio fundador del Club Social (1873); presidente de la Sociedad Rural (1899 - 1901), primer presidente del Jockey Club (1900) y presidente de la Comisión Pro Puerto de Rosario (1904).

El Banco de la Nación fue creciendo paulatinamente por la confianza del comercio que hacía sus depósitos, más la idoneidad de sus directores, a tal punto que la capacidad física del local establecido en 1911 en la intersección de las calles San Martín y Córdoba, se vió desbordada obligándose la institución el 23 de marzo de 1921, a comprar el predio de la calle San Martín 750 - 760 y 770 adquirido a la sucesión de María Cristina González del Solar de Larrechea Muñoz.

Se encargó por licitación a la firma Tito y José Micheletti la construcción del imponente edificio, que hoy no existe porque ha sido demolido en un 70% de su estructura, sólo queda el pequeño espacio de esa época, por calle San Martín que la población denomina "La Catedral".

 

 

Bibliografía:

Alvarez R. Zulema "Banco de la Nación Argentina". Revista Historia de Rosario. Año XXI.N°35.

Cárcano Miguel Angel :"Carlos Pellegrini"(1890-1892) en Historia de Levillier Tomo IV.

 

 

 

Banco Nación. Pasaje. Topografía:

Corre de N. a S. desde 600 Bis hasta 699 Bis, a la altura de Juan José Paso 2800.

Carece de designación oficial.

Recuerda a la Institución bancaria, sucursal Rosario, cuya apertura se hizo el 25 de enero de 1892.