BALBO ITALO

Existían también algunos conceptos casi axiomáticos que no se discutían y que facilitaban la normal existencia cotidiana.


En 1860 Rosario tuvo la Primera Municipalidad de la provincia, institución que debía operar en la esfera de “policía de seguridad, ornamentación y aseo de la población, delineación y demarcación de calles y plazas e inspección de los edificios públicos y particulares, cárceles, abasto y enseñanza primaria, abastecimiento y diversiones públicas”.


Rosario por entonces era todavía una simple ciudad   compuesta por barrios modestos, con habitantes en su mayoría inmigrantes, de buena pasta cuyos códigos de vida si bien no eran   escritos,  tenían el valor de la palabra y el respeto.


Parte de esa comunidad fue don Italo Balbo, inmigrante trabajador de sol a sol y ahorrativo de peso tras peso, quien jamás asumía una discusión, aunque disintiera con los dueños del poder económico de la ciudad, si se le preguntaba directamente, daba con pasividad su parecer.


Dentro de su casa era igual entraba en silencio, dejaba sus herramientas y su saco, y después de lavarse las manos estaba listo para sentarse a comer el plato de sopa que canónicamente servía su mujer.

Junto a su esposa con el pasar de los años, alcanzó una próspera situación económica, consiguiendo a su vez lucir en la puerta de su casa la chapa de bronce de su hijo el doctor.

 

Su hijo heredando las virtudes familiares, cobrando muy poco por sus honorarios, más al saber que ese cobro era casi inalcanzable por la pobreza notoria de algún vecino, regalaba medicinas o recomendaba algún remedio casero que podía preparar el farmacéutico del barrio.


Expresa Mikielievich: “En cuanto a don Italo no sólo se lo recuerda por sus valores morales sino también por ser propietario del terreno donde se abrió el pasaje que lleva su nombre”.

 

Bibliografía:
La expuesta en el texto.
Palacio de Gómez Guadalupe: "Las buenas personas que fueran hacedoras de la ciudad de Rosario”

 

Balbo Italo. Pasaje. Topografía:
Corre de N. a S. 4600(A) - 4600(B) a la altura de Av. Uriburu 2300.
Carece de denominación oficial.
Recuerda al propietario del terreno donde se abrió el pasaje.