BAIGORRIA JUAN BAUTISTA también conocido como el Granadero Baigorria, nació en El Chorrillo, San Luis en 1764¿? - Bañado de Pajas, Córdoba ¿1860?

En marzo de 1812 y después de una larga ausencia arribó a Buenos Aires el Teniente Coronel de Caballería, Don José de San Martín.


Tras dejar un prestigio, una fama y una gloria en tierras europeas, nada ni nadie lo detenía en su inquebrantable decisión de coadyuvar a los destinos de su patria.


Traía una sólida formación militar, severa conducta, inteligencia clarísima y profundo amor a la libertad. Su regreso coincidía con descalabros militares en el Alto Perú y Paraguay sufridos por las fuerzas patriotas, en cuyas filas el entusiasmo no siempre pudo vencer la experiencia y eficacia del adversario.


El recién llegado prontamente solicitaría ser incorporado al ejército patrio y de inmediato el Triunvirato que gobernaba la Nación, accedió a su pedido nombrándole Comandante del Escuadrón de Granaderos a Caballo.


Algunos de los militares llegados con él, se incorporaron a este cuerpo de caballería, el que llegaría uno de los más famosos en la lucha por la Independencia de América.


Si bien sabemos que el primer asentamiento de la flamante Unidad fue en el Cuartel de la Ranchería, lugar  dejado por la Invasión Inglesa de 1807 donde había sido escenario de un reñido combate y lo ocupaban hasta mayo de 1812 los Dragones de la Patria.


San Martín debió en ese lugar preparar alojamiento, pesebres para caballos y cocina para "quinientas y tantas plazas" como lo indica en una relación de pedido que eleva al Poder Ejecutivo, cuando ya se había producido la mudanza al Cuartel del Retiro, en los altos de la actual Plaza San Martín del centro porteño.


Allí y en diaria y dura tarea se formaron los granaderos. "Bajo una disciplina austera que no anonadaba la energía individual y más bien la retemplaba - dice Mitre en su biografía del prócer -.formó San Martín soldado por soldado, oficial por oficial, apasionándolos por el deber e inoculó ese fanatismo frío del coraje que se considera invencible y es el secreto de vencer."


Cuenta en sus Memorias el General Espejo que San Martín en persona y a viva voz era el maestro instructor de los reclutas, que enseñaba los movimientos de ataque y defensa a cada uno de sus soldados. "No pasó mucho tiempo-concluye- sin que el público viera con agrado, bien uniformado y con un esmerado aseo, a esos mismos campesinos poco antes agrestes, andrajosos, encogidos, transfigurados en gallardos soldados de gentil y arrogante porte, que eran la emulación de sus compañeros de armas".

El 14 de setiembre de 1812 el Capitán de Milicias Tomás Varas entregó en la Guardia de Prevención del Regimiento de Granaderos, en formación, un total de 111 reclutas provenientes de la Punta de San Luis, recibiendo por su gestión ocho pesos por cada uno.


 En la lista que publica el Teniente Coronel Camilo Anschutz en su libro Historia de Granaderos a Caballo, el nombre de JUAN BAUTISTA BAIGORRIA, aparece citado en sexto lugar de los destinados a la Segunda Compañía, del primer Escuadrón.


Este joven puntano como la gran mayoría de estos hombres provenientes del interior, sabía montar a caballo y sin duda dominaba por instinto el arte ecuestre, más San Martín de a poco les iría cortando la heterogeneidad de costumbres y posturas reñidas con la gallardía y elegancia.


El Comandante recibió órdenes de poner término a las incursiones que los realistas de Montevideo hacían en las márgenes del río Paraná. En enero de 1813 cuando la escuadra realista remontaba el río, San Martín con no más de ciento veinte hombres  la seguía en jornadas nocturnas hasta llegar al convento de San Carlos, donde esperó el desembarco de doscientos cincuenta españoles y dos piezas de artillería cerca de la posta de San Lorenzo.


Durante el combate del  3 de febrero al caer el entonces coronel José de San Martín, lesionado y bajo el peso de su caballo muerto por un cañonazo de metralla  fue socorrido con rapidez y bravura por el sargento Cabral y el granadero Juan Bautista Baigorria.


Estos, apercibidos del grave trance que su jefe pasaba, procuraron librarlo de esa situación, y al ver que un soldado enemigo  echaba atrás su fusil para atravesarlo con su bayoneta, Baigorria con toda rapidez lo desarmó  de un sablazo.


Su nombre y esa heroica acción quedarían  grabados a fuego en  la Historia patria.


Se desconoce el destino que posteriormente tuvo Baigorria, excepto haber formado parte en 1818 como soldado de un escuadrón de Cazadores a Caballo al mando del teniente coronel Mariano Escalada.

 

Bibliografía:
Guastavino Juan Esteban: "San Lorenzo 1813." Bs. As, 3 de febrero de 1913. Pág. 180.
Mosquera Enrique: "San Martín organizador militar." Fundación Rizzuto. Bs. As. 1973. Pág. 25 y pág. 95.

Baigorria. Calle. Topografía:
Corre de E. a O. desde 200 al 8400, a la altura de Bv. Rondeau 2200; Medrano 2200 y Cavia 2200.
Se le impuso ese nombre por O. 25 de 1920.
Recuerda al granadero Juan Bautista Baigorria, que en el combate de San Lorenzo salvara  la vida del Gral. San Martín.