ARLT ROBERTO (1900 - 1942) 

"Hablo de un escritor que comprendió como nadie la ciudad en que le tocó nacer, más profundamente quizá quienes escribieron música y letra de tangos inmortales. Hablo de un novelista que está mucho mayor aquí a medida que pasan los años y que, incomprensiblemente es casi desconocido en el mundo" expresa Juan Carlos Onetti en el prólogo de "El juguete rabioso" refiriéndose a Roberto Arlt.

Roberto Godofredo Christophensen Arlt fue un niño humillado y golpeado, víctima de un autoritarismo paterno que tenía sus raíces en el espíritu germano de principios del siglo XX.

Había nacido en Buenos Aires el 2 de abril de 1900, hijo de inmigrantes europeos recién llegados al país, cuyo padre de carácter hosco y hasta perverso del padre llegó a propinarle graves castigos al niño, convirtiéndolo en un hombre marcado por el desamor y la angustia.

Toda su obra es un fiel reflejo de sus conflictos interiores donde convivían lo fino y lo sucio, el miedo y la ternura, lo irreal y lo común, la pequeñez y la grandeza.

La originalidad de sus escritos consiste en su autodidacta capacidad lingüística casi sin mediaciones culturales, y donde ningún autor argentino contemporáneo tuvo gravitación en su formación literaria.

Arlt no fue hombre ni de Florida ni de Boedo porque como desposeído se movía por espacios que no transitaban los otros escritores.

Se acercó al ambiente literario a través del periodismo, actividad que le proporcionó el sustento hasta su muerte. Así por años fue columnista del desaparecido diario El Mundo y las revistas El Mundo Argentino y El Hogar de Buenos Aires.

En 1926 produjo su primera obra "El Juguete rabioso", transposición novelada de experiencias de su juventud, anunciada con el título "Vida puerca" felizmente sustituido.

Tres años después aparecía "Los siete locos" merecedora del tercer premio municipal de literatura, en 1931 "Los lanzallamas" y en 1932 "El amor brujo" Cuatro libros de cuentos que significan una incomparable suma de lecturas agudas y certeras de la realidad cotidiana y donde destacó en un estudio irónico y socarrón, los prototipos de la ciudad, cuyas angustias no podían resolver ninguna utopía política, ni ningún credo religioso.

 

Sus "Aguafuertes porteñas", producción periodística son una visión sintética y desganada de situaciones que hacen a la mitología ciudadana, en las que critica con nobleza lo académico y las políticas corruptas - asiente Humberto Lobbosco en su artículo sobre Arlt del diario La Capital del 2 de abril de 1995.

Arlt, ácido en sus concepciones de vida, documentó lo absurdo y lo inusitado de las conductas del hombre, afirmando una concepción distorsionada de la sociedad contemporánea y los personajes primarios y febles, se van desdoblando a medida que chocan con ella, o bien se ablandan bajo su influencia.

A tantos años de su muerte, ocurrida el 26 de julio de 1942, cada vez más su obra toma mayor vigencia en el mundo teatral.

 

 

Bibliografía:

Artículo "Un vago genial, un loco de talento" Revista Poetas Argentinos Año 1985.

Rivera, J. en el artículo "Roberto Arlt, narrador de género" La Capital, 7 de julio de 1996.

Morán, C. "El rabioso mundo de Roberto Arlt" La Capital del 1º de diciembre de 1996.

 

Arlt . Cortada. Topografía:

Corre de N. a S. desde el 4600 al 5000, desde calle Alfredo Palacios a Olegario V. Andrade.

Se le impuso ese nombre por Decr. 4670 del 16 de septiembre de 1977.

Recuerda al escritor argentino contemporáneo Roberto Arlt (1900-1942.) Cuya obra es un fiel reflejo de su vida interior conflictuada, fruto de una educación represiva.