APIPÉ

Apipé, nombre guaraní que significa “tierra de muchas lomas”.
Los saltos de Apipé están a unos 500 metros de la desembocadura del río Iguazú y han constituido un tradicional obstáculo para la navegación del Alto Paraná. Múltiples fueron los proyectos lanzados para rectificar las condiciones de accesibilidad del río y no faltaron quienes postularon la conveniencia de utilizarlos para la producción de energía hidroeléctrica.
La crisis energética provocada por la escasez de combustible obligó al país a apelar a una reserva de energía hídrica.
Después de más de dos décadas de trámites, Argentina y Paraguay concretaron la obra Yaciretá – Apipé, que potencialmente producirá 17.070 millones de kilovatios/hora anuales con una potencia instalada de 3391 megavatios.
Con la obra se produjo una serie de mejoras en los distintos usos del recurso hidráulico.
La navegación fue mejorada por los embalses que eliminaron las dificultades entre Itá-Ibaté y Corpus. Los puertos, desde Itá-Ibaté hasta Posadas y Encarnación, se ven beneficiados por los embalses, puesto que se reducen la velocidad y las fluctuaciones del río.
Dos puentes carreteros unen Argentina con Paraguay. En Ituzaingó y Gral. Delgado y en Posadas –Encarnación.
La concreción de esta obra posibilita la irrigación de 81.000 hectáreas en el Paraguay y 6000 hectáreas en Argentina, permitiendo mejorar la superficie actualmente cultivable mediante drenajes.
.

Bibliografía:
Iglesias de Cuello A. Mesa G. Todday G.: “El país de los argentinos. El Noroeste. Recursos energéticos” Centro Editor América Latina.


Apipe. Pasaje. Topografía:
Corre de E. a O. desde 6000 a 6999, continúa desde 7800 a 7899 y desde 8000 a 8099, paralelo a Colombres 700 Bis, Tarragona 700 Bis, paralelo a Juan J. Paso 8000.
Se le impuso ese nombre por Decr. N° 4669 del 16 de septiembre de 1977.
Recuerda a la isla y salto de agua en el Alto Paraná, pcia. de Corrientes frente al departamento de Ituzaingó.