ANTELO MARIO (1898-1941)

El 3 de mayo de 1941 moría un argentino de ley, un hombre de la cultura, un ilustre reivindicador de las tradiciones socio-políticas y un ciudadano de abierto espíritu cívico.


Mario Antelo tuvo una vida de entrega y permanente vocación de servicio.


Rosario, de sobrio aspecto colonial, lo vio nacer el 29 de julio de 1898.


Fue un niño precoz, estudió el primario en Rosario y  el nivel secundario en el Colegio Nacional de Concepción del Uruguay.  Finalizó sus estudios en la Facultad de Derecho de Buenos Aires, recibiéndose muy joven de Abogado y Licenciado en Diplomacia.


Desde el activo ejercicio legislativo, tuvo una clara visión de profundos cambios necesarios para el país y para ello redactó leyes evolucionistas y liberales.


Antelo rechazó con vehemencia el régimen instalado tras el derrocamiento de Yrigoyen en 1930, uniendo su voz a quienes pedían “ Votos sí, armas no”, hecho que fue un punto de inflexión decisivo que lo condujo a una lucha frontal contra el funesto gobierno de Justo, dejando abierto un camino de democracia y libertad que otros siguieron.


En cuanto a su largo paso por las cátedras hizo mucho por la juventud, quien lo admiraba por su conducta intachable y su notable preparación humanista.


Condiciones cualitativas que lo llevaron a ser nombrado “miembro directivo del Colegio Libre de Estudios” ejerciendo casi veinte años como profesor titular de Derecho Internacional Público y Legislación Consular en la Facultad de Ciencias Económicas de Rosario, dependiente de la Universidad del Litoral.


Antelo, detentaba concepto de avanzada en cuanto a la carrera diplomática, tan ligada a los principios de soberanía y al concepto de “Panamericanismo”.


Los rosarinos podemos parafrasear a Mitre, diciendo de Antelo “El servicio más importante prestado por Mario Antelo al país fue haber nacido en él”.

 

Bibliografía:
Bossert. G.: En el artículo “Vigencia actual de Mario Antelo” Revista Historia de Rosario. Nº 10 de 1965.

Antelo. Cortada. Topografía:
Corre de N. a S.  desde la calle Génova hasta J.J. Paso.
Se le impuso ese nombre por Ord. N° 598 de 1949.
Recuerda a Mario Antelo (1898-1941) abogado rosarino, quien fue un hombre de palabra única y proceder abierto. Fundador del Instituto de Derecho Internacional de nuestra ciudad.