ANCAMAYU

Antiguo pueblo de indígenas de la jurisdicción de Córdoba del Tucumán. Córdoba del Tucumán era una de las intendencias territoriales comprendidas dentro del Virreinato del Río de la Plata, creado en 1777.


Repito: La intendencia de Córdoba del Tucumán integró el Virreinato del Río de la Plata, creado por Carlos III en 1777 y abarcó las actuales provincias argentinas de La Rioja, Córdoba, San Juan, Mendoza y San Luis, estuvo ocupada por una serie de pueblos indígenas, casi todos mal conocidos y desaparecidos hace tiempo.

Ancamayú,  vocablo formado por las voces quichuas  anca: águila y mayo: río, literalmente “río del águila”, era una caterva aborigen huarpizada, lagunera de Guanacache,  dedicada particularmente  a la pesca, alimentándose también de las raíces comestibles de las totoras y a la vez de la caza, según Canals Frau, también cultivarían la quinoa o arrocillo de Indias.


Todos los grupos se dedicaban a la recolección de las cosechas de algarrobo silvestre, con el que hacían una especie de pan, llamado patay y además chicha.


Tenían chozas muy primitivas y tiendas de estera, tejida tan apretada que el agua no las pasaba.

Las chozas de los hombres eran redondas y las mujeres no podías pasar so pena de muerte.

Ambos sexos vestían con la camiseta andina tejida. Las mujeres  se tatuaban el rostro y hallazgos arqueológicos hacen evidente el uso del tembetá.


Las armas eran el arco y la flecha, con punta de piedra, generalmente sin pedúnculo, lo cual coincide con la cultura megalítica de Bolivia.


La familia era poligámica, en especial para caciques y personas pudientes, existiendo el levirato. Parece que existía la descendencia por línea materna y que los hijos pertenecían, al igual que los huarpes, al clan materno, lo mismo que el sororato, o sea el casamiento con las hermanas de la esposa.


Supuestamente adoraban a una divinidad, Hunuchuar, que habitaba en la cordillera.


Estos asentamientos, como otros de la región llegaron a ser dominados por los incas, y de ahí la creencia de que eran pueblos primitivos, atribuyendo todos sus elementos de alta cultura a los incas o a su influencia.

 

Bibliografía:
Ibarra Grass D.: “ Argentina indígena”.  Bs. As. 1967.
Canal Frau S.: “ Prehistoria de América”. Bs. As. 1950.

Ancamayú.   Pasaje. Topografía:
Corre de N. a S. desde 1.200 al 1.299 entre prolongación de calle Albert Schwitzer  y calle J.B. Justo, paralelo a calle Tarragona.
Se le impuso el nombre por Decreto N°. 4676 del 16-09-1977.
Recuerda a un antiguo pueblo de indios asentados en la jurisdicción virreinal de Córdoba del Tucumán, cuyo vocablo se halla formado por las voces quechuas anca: águila y mayo: río, literalmente “río del águila”.