AMENÁBAR Dr. JOSÉ de (1784-1863)

El doctor Amenábar fue uno de los hombres más talentosos y de más vasta ilustración de su época.
Su campo de acción fue múltiple, ora como sacerdote, ora laborando por la grandeza de la Patria desde las asambleas y los puestos públicos.


Misionero del bien, estaba donde la miseria y el dolor aparecían, solícito como Cristo, aplicando específicos espirituales que curaban muchos males.


Nació José de Amenábar en Santa Fe el 19 de marzo de 1784 en un hogar conservador de la hidalguía hispánica y profunda fe católica.
Luego de sus estudios secundarios, se trasladó a Chile donde ingresó en la Real Universidad de San Felipe. Se doctoró en Leyes y Teología. Por su inteligencia poco común, se le ofreció una cátedra en la misma universidad.


Regresó a Santa Fe, durante los acontecimientos de Mayo. Intervino en la Asamblea del año XVIII. Demostró poseer un gran caudal de conocimientos y se exhibió como un patriota convencido y de fibra. Fue vicepresidente durante sus sesiones.


En 1815 regresó a Santa Fe, donde fue cura y vicario de la Iglesia Matriz. Realizaba sus tareas pastorales, cuando la joven Patria sufrió el levantamiento de sus hijos, en una guerra civil. El doctor Amenábar, desde su púlpito, predicó con el propósito de calmar los ánimos los ánimos exaltados, tratando de suavizar las facciones que enceguecían hasta los más prudentes.


Cuando el General López fue electo gobernador de Santa Fe, Amenábar ocupó puestos de importancia. Actuó durante la invasión que el General Balcarce, en nombre de Bs. As. , hizo para someter a Santa Fe, que mantenía las ideas federales. Los santafesinos hicieron caso omiso a las pretensiones porteñas, aconsejados por el doctor Amenábar y el invasor se retiró.


En 1824 y 1825 fue electo por la Junta de Representante diputado del Congreso Nacional y en ese último año integró el Congreso General que sancionó la Cosntitución unitaria. Logró impresionar por su mesura y ecuanimidad de juicio, desde su postura federal. Santa Fe desconoció y rechazó tal documento.


Después se dedicó por muchos años al cuidado de enfermos y desvalidos, alejado de las actividades política aunque su consejo saludable era requerido por los gobernantes.


En 1856 se encontró al frente del gobierno santafesino. En 1860 fue dos veces gobernador sustituto, comportándose como un estadista de largos alcances.


Murió el 10 de julio de 1863, tenía casi ochenta años y casi todos dedicados a la tierra que tanto amó.
Sus restos están enterrados en la Iglesia Matriz de la ciudad de Santa Fe.

Bibliografía :
Abad de Santillán D: “Gran Enciclopedia de la Prov. de Santa Fe” Tomo I. Bs.As. 1967.
Patriotas santafesinos. Consejo General de Educación. Santa Fe 1927.

Amenábar. Calle. Topografía:
Corre de E a O desde el 200 bis hasta el 6700 a la altura de Ayacucho 2900, Av. San Martín 2900, Bv. Oroño 2900 y Pcias. Unidas 2900.
Se le impuso ese nombre por Nomenclatura 1903.
Recuerda al Dr. José Amenábar (1784-1863) un héroe de la Iglesia Católica dedicado a la política. Fue varias veces gobernador de la provincia.