AMELONG JUAN ENRIQUE (1814-1906)

Y mientras algunos usaban en cintillo punzó en su vestir, otros presentaban una profusión de tonos de sangre en los carruajes, frentes y puertas...

El rojo era la expresión más pura de uniformidad típica del régimen  de represión y miedo; de uniformidad implacable bajo la divisa de la Santa Federación, pues así lo exigía el dueño del poder con su voluntad omnímoda,mprescindible para transitar sin problemas, bajo el gobierno autocrático  de Juan Manuel de Rosas. 

En ese clima donde la ciudad se llenó de reticencias y mimetismo, mientras la perspicacia de los cancerberos escudriñaba en las sombras los pensamientos, arribaron a nuestro país, hombres dispuestos a quedarse para siempre.

En ese año llegaron juntos Carlos Pellegrini, quien sería el pintor favorito de la alta sociedad porteña y Juan Enrique Amelong, músico alemán que estableció un pintoresco almacén de música.

Amelong nacido  en Hamburgo el 5 de mayo de 1814, según  el relato de otros viajeros se había  tentado de residir y probar suerte en el Río de la Plata. 

En un principio el músico decidió importar del Viejo Mundo unos pequeños pianos alemanes, muy apreciados por los amantes de la música. Arte que él cultivaba y ejecutaba con maestría.

En 1837 había surgido en Buenos Aires ,  un gacetín de música, poesía, literatura y costumbres, llamdo  "La Moda" donde Alberdi componía minués y valses con el seudónimo de Figarillo.

Como Alberdi, otros jóvenes sabían música y tocaban  el piano. Circunstancia, que favorecía el emprendimiento económico de Amelong.

Manuelita Rosas que tuvo su propio círculo en el palacio de San Benito de Palermo, ambiente de refinada elegancia  que sentía una extraña fascinación por la música, a tal punto que un día adquirió un  instrumento musical  en el comercio de Amelong, 

En 1845 la colectividad alemana organizó un concierto para recaudar fondos para la construcción de su templo porteño y Amelong fue su director, interpretando la Creación de Haydn.

En 1853, ya exiliado Rosas, Amelong pasó a establecerse en Rosario donde se casó con Amalia Saravia, fundando una familia numerosa. Con ella integró un cuarteto de cámara que actuó en nuestra ciudad entre 1898 y 1905, dando a conocer un nutrido repertorio de obras sinfónicas y de cámara, de autores de todas las épocas.

Fue cónsul de la Unión Norte alemana hasta 1870más  simultáneamente  estableció en nuestra ciudad, su negocio importador de pianos, directo de Europa al puerto de Rosario.

De espíritu emprendedor, figuró como los impulsores del Centro Comercial, institución convertida después en Bolsa de Comercio de Rosario.

Falleció en nuestra ciudad, el 19 de agosto de 1906 a los 92 años.

 

Bibliografía:

Gesualdo V.: "Historia de la música en la Argentina." Tomo I. Bs.As. 1961

Chiaramonte, J.: "Formas de identidad en el Río de la Plata luego de 1810." Boletín del Inst. de Historia Argentina  y Americana "Dr. E. Ravignani" Bs. As. 1989.

 

Amelong. Pasaje. Topografía:

Corre de N. a S. desde 2400 a 2499 a la altura de Viamonte 1000.

Carece de  designación oficial.

Recuerda al pianista alemán Amelong,  maestro de música de Manuelita Rosas y director de orquesta en Rosario