ALBERTI MANUEL MAXIMILIANO, PRESBÍTERO (1763 - 1811)

Fueron numerosos los miembros de la iglesia católica que participaron en los sucesos de Mayo y en las etapas constitutivas de la Patria. Basta repasar los congresales o diputados, o apuntar los apellidos de los capellanes de guerra, para advertir el grado de compromiso que tomaron los sacerdotes en esas horas difíciles.


Sin embargo, la posición de aquellos hombres no respondió a una decisión corporativa sino a voluntades propias, y por eso muchas veces estuvieron enfrentados ideológicamente unos contra otros. Tal el caso de Alberti y el Deán Funes, uno morenista convencido mientras el otro se enfrentó con el secretario de la Primera Junta por la incorporación de los diputados del interior y apoyado en Saavedra, fue uno de los propulsores de la expulsión de los diputados morenistas.


Expresa Felipe Pigna: Alberti nació el 28 de mayo de 1763,  doctorándose en cánones en Córdoba. Llegó de adjunto a la Iglesia de la Concepción en la Capital en 1786.


Capellán de la Casa de Ejercicios, mantuvo una cuestión con la Beata Melgarejo por razones de derecho de propiedad pues sus padres habían donado para dicha Casa de Ejercicios la esquina de Salta e Independencia.


Fue designado cura párroco de Maldonado en la Banda Oriental y durante las invasiones inglesas, fue hecho prisionero. Los patriotas lo liberaron y se incorporó a la Resistencia. En 1808, regresando a Buenos Aires donde se hizo cargo de la Parroquia de San Benito de Palermo.

 


Colaboró entusiastamente con la causa patriota y, durante el Cabildo Abierto del 22 de mayo de 1810, sostuvo que el virrey Cisneros debía cesar en sus funciones. La Primera Junta lo designó vocal.

 


Acota González Arrili: "El 25 lo designaron vocal de la Primera Junta, donde representó junto con Azcuénaga, la tendencia conservadora. Su inclusión en la lista significó el espíritu de conciliación que primó el día 25 para no exacerbar la pasión popular en momentos de tanta incertidumbre". En todo fue Alberti un decidido revolucionario, menos en la sanción de las medidas de fuerza, como fue el fusilamiento de Liniers por obvias razones cristianas ( aunque no dejó de condenar el levantamiento del conde de Buenos Aires)
.


 Su pluma se utilizó  en las columnas de la "Gazeta" para redactar temas de  interés  referidos a  la mentalidad colonial, aunque no tuvo mucho tiempo de hacerlo porque su salud se deterioró tempranamente.

 

Bibliografía:
González Arrili: “Historia de la Argentina, según las biografías de sus hombres y mujeres". Editorial Nobis. Buenos Aires.
Fuente: www.elhistoriador.com.ar

Alberti Manuel, Presbítero. Avenida. Topografía:
Corre de E. a O. desde 7500 hasat 7800 a la altura de Sánchez de Loria 1200, paralela a Av. Central y Baigorria 3300.
Carece de designación oficial.
Recuerda al Dr. Presbítero Manuel Alberti (1763 - 1811) miembro vocal de la Primera Junta del 25 de Mayo de 1810.