ALBERINI CORIOLANO (1886-1960)

Desde la época colonial, existieron estudios filosóficos en nuestro país; por ese entonces ligados a la Iglesia Católica siguiendo la orientación tradicional. Los hombres de Mayo estudiaron la filosofía de la Ilustración. En los tiempos de la Organización Nacional predominó el romanticismo y el historicismo.  La generación del 80 fue positivista.

 La creación de la Facultad de Filosofía y Letras de Buenos Aires en 1896, marcó el comienzo de un verdadero interés por las materias especulativas, así los estudios de filosofía adquirieron un carácter profesional a principios del siglo XX.


En 1907, un grupo de jóvenes estudiosos, encabezados por Coriolano Alberini, inició una reacción contra el positivismo en base de doctrinas clásicas y muy modernas: la metafísica.


Alberini nació en Buenos Aires en 1886, realizó estudios en las facultades de Derecho y Ciencias  Sociales y en  la de Filosofía y Letras.

Como profesor introdujo a los pensadores como Bergson, Croce y Gentile quienes encabezaban una renovación y no lo hizo un simple repetidor de doctrinas, sino que las sometió a una metódica labor de crítica, despertando así, el interés por los estudios superiores de filosofía.


Ejerció como profesor en el Colegio Nacional de Buenos Aires, en la Escuela Nacional de Profesores, fue rector del Inst. Libre de Segunda Enseñanza  y decano de la Facultad de Filosofía y Letras.


Dictó conferencias sobre tema filosófico en las universidades de EE.UU.  y  Europa, pregonando que la auténtica filosofía sólo se encuentra en la obra de los grandes  filósofos de la antigüedad; a través de su lectura directa.


Otro de sus grandes abordajes, fue “la cuestión de una filosofía argentina”  preguntando “¿Hay una filosofía original gestada en nuestro país?  No tenemos tradición filosófica. Apenas empezamos a salir de la colonia filosófica en el sentido espiritual del término. Lo que se ha hecho durante los  últimos años fue trasplantar el pensamiento europeo.”


En este sentido,  Alberini planteó en profundidad la vinculación entre la filosofía y la Nación, que  significó  el pensamiento de Juan Bautista Alberdi, quien escribió al respecto.


En el siglo XX, Alberini dio un verdadero empuje a las tareas de investigación de difusión de la filosofía - en los estudiantes del ciclo medio y superior, contrariamente a tiempos anteriores cuando el abordaje filosófico era privilegio de pocos.

Falleció en el año 1960.

Bibliografía:

Carpio A.: "Principios de filosofía." Buenos Aires, 1974.

Obiols G.: "Curso de lógica y filosofía." Buenos  Aires, 1985.

 

Alberini  Coriolano.  Calle.  Topografía:

Corre de E. a O. desde camino a Villa del Parque hasta Ruta Nac. 34 paralela y al S. de la calle Robles.

En el barrio de Nuevo Alberdi.

Nombre impuesto por D. N° 4671 del  16 de setiembre de 1977, en recuerdo del homónimo filósofo, maestro de muchos de los filósofos argentinos contemporáneos.