PINEDO FRANCISCO de

El desarrollo de la política argentina y de la economía guardaba una estrecha vinculación con la crisis de las economías políticas que se extendió  desde Estados Unidos hacia todo el mundo.

El crak de la bolsa norteamericana inició un período de gran recesión, reducción de los salarios obreros y desempleo en los países noratlánticos, que arrastró al mundo entero.

La producción disminuyó y el comercio internacional se redujo.

Cayeron también los precios de los productos primarios en mayor medida que los de los industriales – y el acceso al crédito internacional se hizo muy difícil..


En poco tiempo, la Argentina vio cómo disminuían  los precios de sus exportaciones, se cerraban los créditos, se agotaban las divisas disponibles para pagar las importaciones  comprometidas, y se reducían los ingresos del Estado, que dependían , en gran medida , de los impuestos al comercio internacional.


Aunque en términos comparativos, la crisis de 1930 tuvo la Argentina manifestaciones menos profundas  que en otros lugares del mundo.


Entonces el Estado tomó una gran participación  en la economía. Medida adoptada  para proteger  a los grandes productores  agropecuarios de las caídas  de los precios de sus productos.


Se crearon juntas reguladoras de granos, la de la carne, la de los vinos, la de la leche, la del algodón y la de la yerba mate, las que intervenían  en las actividades productivas en beneficio de los principales y más poderosos grupos productores, asegurándoles precios mínimos para su producción.


Una vinculación del vínculo bilateral entre la Argentina y Gran Bretaña fue la creación del Banco Central, resultado de un proyecto de Otto Neumeyer, alto funcionario del Banco de Inglaterra en la India, y que materializó Francisco de Pinedo.

 

El edificio de San Martín 275, cuando aún era Banco Hipotecario.


 Fue creado en 1935, bajo el gobierno de Agustín Pedro Justo, mediante las leyes 12.155 a 12.160, promulgadas el 28 de mayo. Ese mismo día dejó de existir la antigua Caja de Conversión, vigente desde 1890.


El Banco Central de la República Argentina (BCRA) es el organismo rector del sistema financiero de la Argentina, encargado de la política monetaria del país y controlar las actividades de los bancos privados. Según expresa su carta orgánica, es una entidad independiente y autárquica del Gobierno Nacional.

El banco entró en operaciones el 6 de junio de ese año. Fue nacionalizado el 25 de marzo de 1946 por un decreto firmado por el presidente de facto Edelmiro Farrell.


El 24 de febrero de 1946, bajo el mandato de la presidencia de facto de Edelmiro Farrell, se realizaron las elecciones en que se eligió presidente a Juan Domingo Perón. Perón no asumiría el poder hasta el 4 de junio. Sin embargo, sus decisiones se comenzaron a aplicar mediante decretos firmados por el presidente de facto, Farrell.
El 25 de marzo de 1946, Farrell sanciona la Ley 12.962, por la cual se nacionalizó el Banco Central y todo el sistema bancario argentino. Esta Ley transformó fundamentalmente la organización y la política bancaria del país.

Los planes económicos del gobierno que asumió en 1946 necesitaban contar con las herramientas que permitieran poner en manos del Estado los elementos idóneos para poder cumplirlos.

Necesitaba que los industriales tuvieran fondos a su disposición para facilitar el desarrollo de las actividades económicas de interés nacional. Para satisfacer las necesidades del comercio externo e interno era necesario organizar un mecanismo de crédito que permitiera al gobierno contar con medios de financiación que no estuvieran supeditados a intereses de bancos particulares ni a empresas extranjeras.

Debía poner al Banco de la Nación Argentina en condiciones de hacer operaciones de gran volumen, de operaciones que, con los recursos limitados que tenía y sin el apoyo de todo el régimen bancario, no podía hacer. Esta reforma tenía ese propósito: contar con un sistema bancario que se adaptara y respondiera a las necesidades y exigencias de la economía mundial de la posguerra.

Debía concretar medidas de gobierno tendientes a reactivar la economía, industrializar el país, aprovechar las grandes riquezas nacionales y lograr la absorción por capitales argentinos de las empresas de servicios públicos que se encontraban en poder de capitales extranjeros.

Las facultades que necesitaba el gobierno, le fueron concedidas por esta nueva Ley, al Banco Central. Por ella se dispuso la nacionalización de los depósitos bancarios que en lo sucesivo, fueron recibidos por el Banco Central, por cuenta de la Nación. Los bancos no podían disponer libremente de los depósitos que recibían y para ello, necesitaban la autorización del Banco Central.

Éste dirigía los depósitos sin depender de la voluntad de los bancos. Se dio a los depósitos bancarios la garantía total de la Nación, medida que produjo la transferencia de todos los depósitos en sus distintos tipos al Banco Central, por cuenta del cual se recibirían en el futuro los fondos.

“…La economía nunca es libre, o la controla el Estado en beneficio del pueblo, o la controlan las grandes corporaciones en perjuicio de éste”. (Juan D. Perón)

Se consiguió así una herramienta de indudable valor para manejar el crédito adecuada a la política seguida por el Gobierno, coordinar los esfuerzos de la política económica, hacia un plan de fomento y desarrollo.
La nacionalización del Banco Central puso en manos del Gobierno nacional, y por lo tanto, bajo su completa responsabilidad la emisión de la moneda, la regulación del crédito y la fijación de la política de cambios, para lograr un mayor desarrollo económico, manteniendo la ocupación industrial.

La República argentina, adhirió así a la tendencia moderna, según la cual la actividad bancaria ejerce una influencia determinante sobre el desarrollo económico del país, y en consecuencia debe estar totalmente en manos del Estado.

Por Decreto Nro. 8503 de 1946, se declaró como “patrimonio nacional” el capital del Banco.

Para complementar las funciones del Banco Central, se crearon los siguientes organismos:


Por Ley 15.350, del año 1946, se creó el Instituto Argentino de Promoción del Intercambio. (IAPI)
Instituto mixto de Inversiones Mobiliarias, que organizó diversas disposiciones para reglamentar el mercado bursátil.


Consejo Económico y Social que fue absorbiendo parte de las funciones que tenía el Banco Central nacionalizado.


Se incorporó la ya existente Caja Nacional de Ahorro Postal, como dependencia del Banco.

 

Bibliografía:

Historia del Banco Central, extracto del artículo de La Gazeta.

Patrimonio del BCRA Sitio web del Banco Central de la República Argentina.

Pinedo. Pasaje.Topografía:

Corre  de E. a O. a la  altura de Gorriti 1800.

Carece de designación oficial.

Recuerda al fundador del Banco Central de la República Argentina.